Síguenos!

sábado, 20 de diciembre de 2008

Estoy demasiado triste para contártelo


 Estoy demasiado triste para contártelo, 1970. Fotografía, 45x59 cm, Museo Boymans van Beuningen

Cuando Bas Jan Ader  capturó,  filmó y posteriormente envió como postales a sus amigos  “I’m too sad to tell you” como forma de reflejar toda la soledad que se puede llegar a sentir tras sufrir una gran decepción, una pérdida y la misma desesperación, quizás  nunca contempló  que cinco años después al zarpar de Cabo Cod en un pequeño yate con el objetivo de realizar una travesía de dos meses por el Atlántico, como parte de su proyecto “En Busca de lo milagroso”, la embarcación volcaría y nunca más se sabría de él.

I’m too sad to tell you (1971)

No hay comentarios:

Publicar un comentario